Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia del usuario. Más información

Regia por sitio y vista, puede provocar alguna timidez, pero los ganadores del ‘I Campeonato de Cachopos’ logran que salga muy a cuenta convertirse en cortesano de sus salones

Entrevista a Lorena Martínez – Gerente de La Corte de Pelayo

Gijón

Curvando y esquinando sus miradores acristalados, rodeado por el Gobiernín, el campo de San Francisco, la calle Uría y la plaza con nombre de dudoso origen ¿la escandalera allí montada ante la pretensión de salvar Pajares usando un limitado ferrocarril de cremallera o sencillamente porque se vendía escanda? el Termómetro, terminado en 1944, destaca como uno de los mejores edificios del primer vanguardismo cosmopolita carbayón. Por esa razón, tras superar las décadas de los sesenta, setenta y ochenta, cuando la piqueta privó de tantas bellezas arquitectónicas a la capital del Principado, cuenta con su correspondiente catalogación monumental y ninguna guía medianamente completa se olvida de glosarlo.

Pues su bajo y entresuelo, con terrazas abiertas a las calles Fruela y San Francisco, los ocupa esta Corte de Pelayo desde que el decorador Jesús Martínez, la empresaria Concha Suárez, y Lorena, la hija de ambos, apostaran con entusiasmo por la hostelería. Jesús deseoso de decorar sus propios locales después de muchos ajenos, Concha abriendo caminos nuevos que suponía más sociales y sabrosos que la construcción o la ingeniería, y Lorena por vocación y convicción hasta convertirse, casi adolescente y sin abandonar estudios, en gerente responsable. Así sigue, acompañada ahora por su marido Héctor Peláez, cangués del Narcea y futbolista crecido en el bar familiar.

Comenzaron con el café El Colonial, en Las Salesas, que mantienen; luego tomaron bajo su responsabilidad el Pelayo, centro de innovaciones culinarias fundado por José Menéndez el Rey y María Pedregal a comienzos del pasado siglo; pero el derribo total de los interiores detuvo su nuevo despuntar con la Q de calidad y la entrada en Mesas de Asturias. Y ya que la tradición asumida exigía una continuidad igual de noble, trasladaron no sólo al rey, al rey con toda su corte, donde antes estaba el Banco Popular.

Recomendado

Mac Pitu Mezclamos carne magra y picada de pitu con chalota, gengibre, curry, bayas rojas, crema de coco y huevos hasta lograr una masa uniforme:Tras reposar le damos forma y ponemos en plancha acompañada por queso de Vidiago, tocino ibérico, trigueros, setas y salsas caseras de carne y barbacoa. Servimos después de que reciba un punto de gratén.

La decoración de Jesús parte de los cafés parisinos con una cálida combinación de mármol, madera, piedra y objetos clásicos sin interrumpir las claras vidrieras que convierten en mirador ancho y abierto cualquier asiento. Abajo se puede optar por una selección de vinos a combinar con docenas de esmerados pinchos;arriba, los dos salones según la calle vista, el Fruela y el Uría, dejan la regia rotonda para quienes lleguen en el momento adecuado y permiten variadas elecciones que el comensal sabrá apreciar desde el enunciado a la degustación: el tataki de atún con crema de aguacate, la ensalada de rape braseado y sopa de almendras, el lomo de rape a la sartén con salteado de chipirones, la merluza del pincho en su caldereta, el bacalao con pisto de tomates y vieira, la paletilla de lechal a baja temperatura, el pitu de caleya a la antigua, el solomillo de xata al foie con vino de Cangas

Domina, pues, el clasicismo, la modernidad dispone de ancho asiento, y por eso nos recuerda más bien a la corte de Alfonso II o de Ramiro I.

Y nos queda no mencionar, rendir culto al cachopo llariegu, kilométrico, pantagruélico, crujiente de panco y jugoso de queso de cabra, jamón ibérico, lacón ahumado casero, pimientos, espárragos y salsa de pitu, mejor cachopo de Asturias en el I concurso de tales, aún no cumplido el año ni fallado el II concurso:¡Ya lo quisiera la histórica corte de Pelayo entre tantos nabos con jabalí!

Mejor cachopo de Asturias en el primer Campeonato.

https://www.elcomercio.es/gastronomia/restaurantes/201505/14/restaurante-corte-pelayo-20150514012100.html

El Restaurante La Corte de Pelayo de Oviedo gana el premio al mejor cachopo de Asturias

Mejor Cachopo de Asturias – Ganador I Campeonato de ASTURIAS.

Lo ha decidido el jurado del primer campeonato regional que también ha otorgado el premio al mejor cachopín a Vinoteo de Oviedo. El restaurante La Escollera, de San Juan de la Arena, recibe el premio del público

LUCÍA RAMOSGIJÓN
La Corte del Rey Pelayo de Oviedo gana el premio al mejor cachopo de Asturias

Babilla de ternera, lacón, jamón ibérico, espárrago blanco, pimiento del piquillo, queso, jugo de conejo y pitu rebozado con pan rallado panko. Estos son los ingredientes de éxito. El restaurante ovetense La Corte de Pelayo se hacía ayer con el primer puesto del primer Campeonato Regional de Cachopos y Cachopinos de Asturias organizado por ‘La guía del cachopo de Astuias’ y EL COMERCIO con su ‘Cachopo Pelayo versión 1947: el origen’. En segundo lugar quedaba el cachopo ‘Las gaviotas de Román’, de la sidrería Las Gaviotas de Santa María del Mar (Castrillón), mientras el restaurante La Nieta se traía el bronce a Gijón con su ‘Cachopo La Nieta’. «Nuestra idea fue coger la receta original de Olvido, cocinera de la centenaria Casa del Rey y actualizarla con algunos toques novedosos», explicó la propietaria de La Corte de Pelayo, Lorena Martínez, quien, durante su discurso de agradecimiento hizo hincapié en la importancia de impulsar este plato asturiano. «El cachopo tiene que estar en todas partes pues, junto con la fabada, es uno de nuestros platos estrella», apuntó.

A menor escala pero con la misma cuidada elaboración, 57 cachopinos optaron a ser vencedores de esta primera edición, aunque sólo tres lograron llegar al podio. Casa Aída, de Rodiles, llevó hasta el Hotel Tryp Rey Pelayo la esencia del mar con su ‘Cachopín de calamar y playa Rodiles’, que se llevó el tercer premio. Jugando en casa, La Cañada Real presentó un apetitoso ‘Cachopín La Cañada Real’, merecedor del segundo puesto y, desde Oviedo, la genial Mariluz Fernández, del restaurante Vinoteo, logró conquistar el paladar del jurado y hacerse con el oro gracias a su ‘Cachopín especial Mariluz’.

https://www.elcomercio.es/v/20140520/gijon/cata-ciegas-decide-ganadores-20140520.html